“Me quedo con el partido, que ha sido precioso, con mucho ambiente, el día, el contrario, las disputas, el rival, con idas y vueltas…”. José Ángel Ziganda acabó satisfecho. El encuentro pudo caer para cualquier lado. Con todo, el técnico destacó que el duelo fue “muy bueno” por parte rojiblanca, reconoció un “bajonazo” tras el empate visitante, aunque enderezaron el rumbo para “acabar bien”.

Tanto el Bilbao Athletic como el Huracán Valencia tuvieron sus oportunidades para golpear primero. “Lo hemos tenido con el penalti y la expulsión, que se nos podía haber puesto muy a favor, pero ellos en el primer tiempo también han tenido alguna ocasión. Podíamos haber llegado al descanso con 2-1 o 3-1”, manifestó Ziganda. El navarro considera que “el acierto y los pequeños detalles” decidirán la eliminatoria: “Analizando el juego, por llegadas, por ocasiones, por intención… da gusto verles jugar -a sus pupilos- y ojalá seamos capaces de alargar esto”.

vía Ziganda lanza un deseo: “Ojalá seamos capaces de alargar esto”.