Con la inauguración de la primera peña en Bizkaia de Beñat Etxebarria, Igorre se volcó en el que puede ser rojiblanco en cuestión de días. El centrocampista del Betis se mostraba muy satisfecho con la iniciativa de sus amigos. «Estoy muy contento de que me hayan hecho una peña, sobre todo amigos de aquí, del pueblo, porque llevo cinco años fuera de casa y que se acuerden de ti como si fuera el primer día es de agradecer», manifestó en Radio Euskadi.

Eso sí, la formación de la peña le pilló de sorpresa. «Estaban todo el día preguntándome, no sabía nada. Vinieron los papeles, me los pusieron encima de la mesa para que los firmara y ahí fue cuando vi la realidad, que iban a hacer una peña», destacó Beñat, que cuenta con otra peña en Sevilla

vía Beñat: «Si resulta beneficioso para ambas partes, estaría feliz».