El destino de Patxi Salinas es afrontar retos, implicarse en aventuras de signo a veces surrealista. En su experiencia en Malta tuvo que lidiar con los más variados problemas, con vicisitudes que casi ni se puede uno imaginar. Sin embargo, esa estancia en tierras mediterráneas le han dejado un nuevo poso que servirá para iniciar con más ahínco si cabe su periplo en Catalunya.

vía Patxi Salinas: «Me encantan los destinos nuevos».