Marcelo Bielsa abordó una importante regeneración de la plantilla del Athletic en los dos años que permaneció al frente de su banquillo. Con una larga lista de descartes a sus espaldas, ha dejado una veintena de jugadores preparados para afrontar la próxima pretemporada a la espera de cambios por posibles refuerzos, exclusiones y ascensos que decidan los responsables del área deportiva del club bilbaíno junto al cuerpo técnico encabezado por Ernesto Valverde, que lo primero que hará es analizar la plantilla que ha heredado del entrenador argentino.

Días antes de que Josu Urrutia anunciara que no tendría oferta de renovación, Bielsa realizó un pequeño balance de su gestión. Y mostró especial orgullo por la renovación que había impulsado en el equipo. En algunos casos por decisión suya y en otros por voluntad de los jugadores, resaltó que al cierre de su segunda campaña en Bilbao «hay quince jugadores menos de los que había cuando yo llegué, con una reducción en honorarios del orden de 20 millones anuales». «Después, hay que ver qué ha sucedido con los jugadores que se fueron por mi decisión, porque es fácil adelgazar la plantilla y que triunfen fuera», subrayó.

Calificó de «fructífera» su relación con el Bilbao Athletic por el asentamiento de Kepa, Ramalho, Galarreta, Ibai y Aymeric en el primer equipo, lo que estima un «porcentaje altísimo», a pesar de que por ahora sólo Ibai ha disputado más de 20 partidos como león.

vía La herencia de Bielsa.