Urko Arroyo medita probar en la exótica Liga de Tailandia

El ex delantero del Athletic Urko Arroyo, que esta temporada ha militado en el Amorebieta en Segunda B, podría alistarse en el fútbol tailandés (la Thai Premier League) si finalmente acepta la proposición de uno de sus equipos y decide hacer las maletas a tan exótico destino. Una aventura que le apetece si no le saliese un club interesante en España.

El extremo de Ibarrekolanda, formado en Lezama y habiendo debutado en el primer equipo del Athletic en un partido ante el Sevilla en mayo de 2008, pasó después por Atlético Baleares, como cedido, Barakaldo durante dos temporadas, San Roque de Lepe, y finalmente Amorebieta. Ahora parece que quiere sumergirse en una Liga extranjera. Este último curso ha descollallo en el club zornotzarra, pero no termina de encontrar acomodo en un Segunda. En su día, Elche y Girona pudieron ser sus destinos, pero no terminaron de cristalizarse.

En estos momentos juegan en la Liga tailandesa hasta cuatro jugadores españoles, aprovechando la crisis del fútbol patrio y el indudable tirón de una selección de Del Bosque de moda. Se trata de José Predrosa Galán, volante del Chainat, ex de Almería B, Cultural Leonesa y Poli Ejido, el también medio Arzu, ex del Nàstic, que milita en el Bec Tero Sasana, junto a José Franco ‘Regino’, zaguero procedente del San Fernando y, por último, el cántabro del Racing Osmar, central de 1’92, que se alistó en el Burinam United.

Una Liga asiática más competitiva de lo que podría parecer, ya que otros españoles que probaron quedaron cortados entre la Primera y la Segunda División de Tailandia. Llegan 30 jugadores por semana para ocupar 7 plazas de extranjero por equipo, de los que sólo tres pueden formar parte del once inicial, dos deben sentarse en el banquillo y los otros dos permanecen en la grada cada domingo. Argentinos, brasileños y africanos también se han atrevido a ensayar en una Liga desconocida en Europa. Urko Arroyo, a sus 26 años, podría seguir su estela.

vía Urko Arroyo medita probar en la exótica Liga de Tailandia.