Existe un aforismo, podríamos definirlo, que debiera estar esculpido en un imaginario frontispicio de Lezama para que todos los chavales que depositan sus sueños al entrar en la cantera rojiblanca lo tuvieran siempre muy presente: Que el fútbol no se acaba en el Athletic. Y la última prueba evidente de ello es Beñat Etxebarria Urkiaga, que cubrió todas las categorías formativas en el club vizcaino, apenas sí llegó a debutar en el primer equipo y ayer, cinco años después de dejar la comodidad de Lezama, vuelve a su casa por la puerta grande. «El fútbol no termina aquí», fue esa misma respuesta la que dio al ser invitado a aconsejar a todos aquellos, la inmensa mayoría, que se ven obligados a buscarse la vida futbolística lejos del Athletic.

vía «Puedo aportar muchas cosas» – GARA.