BILBAO. Un lustro después de tener que hacer las maletas para probar fortuna en el Conquense, primero, y en el Betis, después, Beñat Etxebarria (Igorre, 1987) vio cumplido ayer un sueño de largo recorrido al ser presentado en Ibaigane como nuevo jugador del Athletic. Con una camiseta roja de la marca del propio club, acompañado por sus padres y con una palpable «ilusión» por poder defender los colores que «siempre tuve la ilusión de poder defender desde niño», el de Igorre acometió bajo el abrigo de Josu Urrutia su primera rueda de prensa en clave rojiblanca agradeciendo, en primer lugar, la confianza que el club ha depositado en él.

«Quiero agradecer al club el esfuerzo que ha hecho para que esté aquí. Se ha hecho posible un sueño que tengo desde pequeño, jugar en el Athletic, y estoy contento de poder defender esta camiseta en el nuevo San Mamés», apuntó el exverdiblanco, quien negó que los 8 millones de euros que ha costado al club su contratación vayan a suponer una presión extra para él, toda vez que «yo me dedico solo a jugar y a intentar hacerlo lo mejor posible»…

vía «Vuelvo siendo más persona y jugador». Deia. Noticias de Bizkaia...