Poco a poco se van concretando las incorporaciones para la temporada 2013-14. El Athletic comunicó ayer a la mañana el regreso de Mikel Balenziaga después de rendir a un buen nivel en el Valladolid durante las dos últimas temporadas. Solamente faltaba la confirmación oficial de una operación cantada, más después de que el equipo de JIM ya tuviera cubiertas sus dos plazas de lateral zurdo con el fichaje del francés Bergdich y la renovación de Peña.

El defensa de Zumarraga ha dejado poso en Pucela a tenor de la nota emitida ayer en la web de la entidad castellana. “Regresa a Bilbao por la puerta grande”, “bravo lateral”, “ha rendido a un nivel notable”, “el Valladolid quiere agradecer su magnífica y ejemplar actitud en estas dos temporadas”, fueron algunas de las loas dirigidas al nuevo jugador rojiblanco.

Cuando un club se toma la molestia de poner negro sobre blanco este tipo de calificativos es por algo. Parece claro que el guipuzcoano era muy querido en Valladolid, tanto por su rendimiento deportivo como desde el punto de vista personal, un dato que dice mucho a su favor y permite albergar buenas esperanzas de cara a su nueva etapa como león.

Aurtenetxe ya tiene competencia en el puesto. Bielsa otorgó la confianza al futbolista de Zornotza la pasada temporada, pero recurría a soluciones de jugadores no específicos en esa posición cuando causaba baja. No tenía confianza en Castillo y en esa tesitura tiró de Iñigo Pérez a principio de temporada y después de De Marcos, dos futbolistas que rinden mejor más adelantados.

vía Deja huella en Pucela.