El Athletic está dando pasos firmes para la confección de su plantilla de cara a la próxima temporada. Tras la presentación de Beñat Etxebarria, y el anuncio de la recuperación de Mikel Balenziaga, cabe esperar la llegada de más refuerzos. Mikel Rico no será uno de ellos.

Josu Urrutia, en su explicación sobre el fichaje del centrocampista verdiblanco, reconoce que el Athletic siempre está pendiente de lo que le ofrece el mercado. Se interesa activamente por ello. Es su obligación. Pero en el caso del mediocentro del Granada las conversaciones terminaron casi antes de empezar.

Las pretensiones económicas del club nazarí, que según goldigital.com llegarían hasta los diez millones de euros, tumbaron cualquier posibilidad de acuerdo. Se trata de un jugador interesante, pero su puesto está más que cubierto con los efectivos ya existentes en la plantilla rojiblanca y el fichaje de Beñat. Solo cabe la posibilidad de retomar las conversaciones si Quique Pina rebaja sustancialmente sus pretensiones en esta operación. Por lo que, salvo giro drástico en esta situación, Rico seguirá en el Granada.

vía Las conversaciones por Mikel Rico terminan al hablar de dinero.