Erik Morán tendrá la oportunidad de intentar convencer a Valverde en la pretemporada del primer equipo que arranca el día 9. Firmará un contrato puente de dos temporadas, y si pasa el corte, se convertirá en jugador del primer equipo con plenos derechos.

La renovación del volante portugalujo se había estancado al no alcanzar un acuerdo entre el club y el agente del mediocentro. No le ofrecían un contrato profesional, y varios equipos, sobre todo el Barça B, estaba muy interesado en el caso de que quedase libre el 30 de junio. Pero finalmente va a firmar un contrato provisional por dos temporadas, ampliable a otro por tres con ficha del primer equipo. Cabe la otra posibilidad de ser cedido a Segunda para foguearse.

El deseo del organizador del filial era seguir en el Athletic y coger la estela de los contratos firmados con anterioridad sus compañeros del Bilbao Athletic, Ramalho, Saborit, Albuzua y Ruiz de Galarreta. Los filiales de Barça, Valencia y Betis habían preguntado por él en las últimas fechas, pero a Valverde le gusta su perfil de futbolista talentoso y clarividente. Ahora deberá luchar por un hueco con otros medioscentros de calidad como Herrera, Iturraspe, Galarreta, más la llegaba del internacional Beñat Etxebarria.

Morán, junto a Laporte, Peña, Vidal y Undabarrena, debutó el 28 de noviembre ante el equipo israelí del Hapoel Kiryat, en Haifa, en la fase de grupos de la Europa League. Posteriormente, el 6 de diciembre, disputó 45 minutos frente al Sparta de Praga en San Mamés. Fueron sus primeras incursiones en la elite. En Liga estuvo convocado ante el Barça en el desplazamiento a la Ciudad Condal, y debutó ante el Real Madrid en La Catedral diez minutos.

vía Morán va a realizar la pretemporada con el primer equipo para convencer a Valverde.