El acuerdo tácito entre Athletic y Osasuna por el delantero Kike Sola está a la espera de atar unos últimos flecos, aunque ambos clubes tienen margen suficiente para ello a la espera de que el jugador navarro regrese de su luna de miel en Tanzania para ser presentado en Ibaigane como último refuerzo del nuevo Athletic de Ernesto Valverde.

Era un hecho que el de Cascante, de 27 años, iba a recalar en el club bilbaino este verano y solo restaba conocer el cuándo y, sobre todo, por cuánto. Según ha podido saber GARA, el acuerdo con Osasuna se sitúa finalmente en los 4 millones de euros, una cifra alejada de los 10 millones que tenía de cláusula de rescisión, pero que a los ojos de la afición bilbaina sigue siendo un precio elevado por el que podría denominarse cuarto mejor delantero `apetecible’ en este este momento, tras los tres primeros -y no por este orden- Aduriz, Llorente y Agirretxe.

vía Sola será presentado tras regresar de su luna de miel – GARA.