LEZAMA. A simple vista, Kike Sola parece un hombre tranquilo, sosegado. Con su discurso evita cualquier polémica. El exdelantero rojillo ha protagonizado la crónica de un fichaje anunciado. La fórmula era clara: Osasuna necesitaba ingresar dinero, el Athletic buscaba un hombre de ataque y él quería regresar a Bilbao, donde no cuajó tras pasar seis años en Lezama. Prudente en todas sus declaraciones, el de Cascante es tajante al hablar sobre su salida de Iruñea y un posible recibimiento adverso cuando visite el Sadar: «Yo he dado todo por la camiseta de Osasuna el tiempo que he estado allí y creo que tendrían que estar agradecidos por todo».

vía Kike Sola: «No me preocupa sustituir a Llorente». Deia. Noticias de Bizkaia...