A menos de un mes de arrancar el campeonato doméstico, el Athletic debe aligerar integrantes en la caseta. Sin contar a Gorka Magunazelaia, que ayer ya se ejercitó con el resto del grupo tras ser llamado a filas para reemplazar al lesionado Gorka Iraizoz, Ernesto Valverde cuenta con 24 jugadores de campo y dos porteros. Aymeric Laporte, que está jugando el Europeo en Lituania con la selección sub’19 francesa, no ha podido acudir al stage de Austria, pero se da por segura su continuidad. El de Agen, que competirá por un puesto en la defensa, no estará entre los posibles descartados de Txingurri, algo que a día de hoy solo conoce el entrenador rojiblanco. El de Viandar de la Vera quiere una plantilla corta, que no supere los 20 o 21 jugadores de campo. Sobran al menos tres jugadores, y esta semana va a ser clave para los que quieran convencer al míster de no salir cedidos. Han salido Raúl Fernández, que intentará demostrar su valía en el Numancia, e Isma López, que después de rescindir su contrato con Ibaigane ha ido al Sporting en busca de minutos que no tuvo con Marcelo Bielsa y que Valverde tampoco le iba a dar.

vía El dilema de Valverde. Deia. Noticias de Bizkaia...