Después de enfrentarse al Bermeo y al Eintracht Braunschweig con dos equipos diferentes en cada tiempo, 45 minutos para cada futbolista en ambos encuentros, Ernesto Valverde vestirá el amistoso de esta tarde contra el Hoffenheim 1899 en Leogang con un traje de mayor trascendencia. El técnico de Viandar de la Vera dará un giro a la estrategia seguida en esos dos amistosos cerrados con sendas goleadas (1-6 y 0-4). «En los dos próximos partidos meteremos un poco más de minutaje. Pero no el partido completo», aportó el sábado tras golear al cuadro recién ascendido a la Bundesliga.

Seguirá, por tanto, con las pruebas. Lo único, a priori, que parece seguro es la titularidad de Iago Herrerín por la lesión de Gorka Iraizoz, que ayer ya estiró un poco los paseos que protagoniza, junto al fisioterapeuta Álvaro Campa, en el campo de entrenamiento austríaco para calibrar el dolor en el cuádriceps: dio tres vuelta al césped con las botas de fútbol. La configuración del resto del equipo, en cambio, se desconoce.

vía Valverde ya no alineará dos ‘;onces’; en cada tiempo – Athletic Club de Bilbao.