BILBAO. Aritz Aduriz regresa. Su espera se ha prolongado en el tiempo más de lo que hubiera deseado. Han sido 28 días de inactividad. Un vía crucis marcado por la roja directa que vio en el partido de Liga ante el Levante en San Mamés. Aquello sucedió el pasado 9 de noviembre. El Athletic fracasó en su intento de que se aboliera el castigo de dos partidos de sanción que decretó el Comité de Competición de la Federación Española de Fútbol. Es más, el club rojiblanco y el delantero aún se encuentran a la espera de la decisión del Comité…

vía El efecto Aduriz. Deia. Noticias de Bizkaia...