Me sorprenden las declaraciones realizadas ayer por Luis Enrique. No me creo que un profesional de su perfil dé nada por perdido de antemano. Seguro que la Copa no centra la atención preferencial del Celta, pero de ahí a entregar la cuchara sin que el balón haya empezado a rodar siquiera…

El Athletic haría bien no fiándose de las intenciones del ahora técnico del conjunto vigués. Aquí nadie regala nada. Ni en Liga ni en Copa ni en competición alguna. Valverde y sus pupilos harían…

vía No hay que fiarse de nadie.