El Sevilla, que echó de menos a Iván Rakitic, y el Athletic empataron (1-1) en un partido muy trabado en el que los goles llegaron en los primeros instantes y que tuvo un mayor dominio visitante, hasta el punto que los vascos erraron un penalti cuando la primera mitad tocaba a su fin.

La primera acción ofensiva del partido terminó en gol, a la salida de un saque de esquina forzado por Alberto Moreno, el mismo jugador internacional, que actuó como interior de inicio, remató con un zurdazo ajustado al palo una jugada de pizarra…

vía 1-1: Sevilla y Athletic empatan en el Pizjuán.