El fichaje estrella que realizó el Athletic el pasado verano sigue sin brillar. Pero el domingo, al menos, rompió su larga inactividad en la recta final de la victoria sobre el Rayo. Ernesto Valverde recurrió a la templanza de Beñat Etxebarria para tratar de controlar el encuentro en una peligrosa fase donde los madrileños ya no tenían nada que perder y pusieron en riesgo el ajustado triunfo de los leones. El míster sentó a Muniain para dar entrada al centrocampista de Igorre, en la posición de mediapunta, para poner fin a la llamativa cifra de 573 minutos inédito. La afición de San Mamés despidió al navarro con una fuerte ovación, que no decayó en el momento en el que Beñat volvió a pisar el verde. Fue su manera de…

vía Beñat Etxebarria reaparece después de 573 minutos inédito.