Kike Sola llegó a Bilbao con un contrato de cinco años bajo el brazo y convencido de que iba a ser uno de los hombres de referencia en el nuevo Athletic de Ernesto Valverde. De hecho, empezó siéndolo, pero sólo en el primer partido de Liga, en Valladolid. Luego fue desapareciendo hasta que se lesionó el 5 de septiembre. Los servicios médicos del club anunciaron que el tiempo de convalecencia sería de más o menos un mes. Sin embargo, fue el pasado 12 de diciembre cuando el futbolista procedente de Osasuna se incorporó a los entrenamientos con el resto de sus compañeros…

vía El nuevo año espera a Kike Sola – Athletic Club de Bilbao.