En el fútbol conviven estadísticas y sensaciones. Y no siempre van de la mano. Es el caso de los caminos de Athletic y Real que se entrecruzan en la noche de Reyes en Anoeta. Parece que ambos conjuntos vivieron películas antagónicas en 2013, con los leones salvando el pellejo sin más -acabando en la undécima posición- y los realistas clasificándose para la Champions -en la cuarta plaza- al final del curso pasado. Sin embargo, hay un dato que les une, más allá de esas trayectorias dispares. Ambos cierran el año natural con la misma cantidad de goles encajados: 52…

vía Nueva cuenta defensiva tras igualar en goles encajados.