LEZAMA. Salvo nuevos e indeseados contratiempos, Ernesto Valverde podrá contar para el envite contra la Real con todos sus pupilos, a excepción de Unai Albizua, quien continúa con su particular proceso de recuperación tras la rotura fibrilar sufrida en el bíceps femoral de su muslo izquierdo. Según informó en la mañana de ayer Josean Lekue, jefe de los servicios médicos del club, la ausencia del vizcaino en Anoeta podría ser la única de carácter obligatorio.

Los otros tocados evolucionan favorablemente y se les espera en el derbi. Son los casos de Ander Herrera y Aymeric Laporte. El primero, a pesar del leve esguince de tobillo sufrido el…

vía Herrera estará en Anoeta. Deia. Noticias de Bizkaia...