A pesar de que juega menos de lo que esperaba, Beñat Etxebarria afronta el que será su primer derbi vasco cargado de ilusión. Curtido en las batallas de los Betis-Sevilla, el centrocampista del Athletic espera a una Real potente porque en Anoeta es un equipo con los dientes afilados. Aun así, Beñat tiene una fe ciega y tiene claro que la plaza de Champions que dejen los grandes será para el Athletic.

Pregunta. ¿Ya había ganas de un derbi vasco en la parte alta de la tabla, no? Desde la 97-98 no ocurría.

Respuesta. Pues la verdad es que sí. Sobre todo porque para nosotros es el reflejo del buen trabajo que estamos llevando a cabo. El derbi llega ahora y siempre es especial. No tiene ningún favorito, aunque nosotros estemos por delante o aunque el partido sea en…

vía Beñat: «En un derbi no hay puntos débiles» – MARCA.com.