FRENAZO. El Athletic se quedó con las ganas de sacar algo positivo en Anoeta, lo que se hubiera entendido como todo un golpe de efecto ante el que es hoy en día su rival más directo por acceder a la nobleza de la Champions, en un derbi que decidió la pegada de la Real Sociedad frente a un conjunto rojiblanco que tuvo más dominio, pero al que le penalizó su falta de mordiente y soluciones en el área contraria, un déficit muy molesto cuando se quiere aspirar a jugar la máxima competición europea la próxima temporada. Fue un partido en el que los de Ernesto Valverde propusieron más fútbol, pero sus intenciones se quedaron en la medular, sin dinamita en la zona caliente, donde se finiquitan estos encuentros de altos vuelos. El Athletic…

vía Muniain y un deseo. Deia. Noticias de Bizkaia...