Con el recuerdo aún reciente de la falta de pegada, con la necesidad de dosificar esfuerzos ante una semana trufada de partidos y sus consiguientes repercusiones clasificatorias, la Copa revive un nuevo capítulo en Sevilla bajo una cierta incertidumbre. Porque uno no sabe muy bien a qué carta quedarse. ¿Volverá a verse el equipo romo que actuó ante el Celta en esta competición o frente a la Real en Anoeta? ¿Dejará el Betis que corra un tupido velo sobre este encuentro que casi ni le va ni le viene? ¿Serán capaces los leones de dejar la eliminatoria encarrilada? Cualquiera sabe. Será cuestión, probablemente, de hambre y nervios…

vía Betis-Athletic: Quien pega primero….