El enfermo ha pasado de estar casi en la UVI a retozar por el jardín de las delicias. Hace un año por estas fechas, el Athletic estaba instalado en una honda preocupación. En su primer tramo liguero solo había obtenido 21 puntos tras 19 jornadas y el descenso mostraba su sonrisa a cinco puntos. De aquella convulsa campaña se ha pasado a otro extremo, a disfrutar de ¡36 puntos! y pensar que la Champions, en la que ya están instalados, es el objetivo, por mucho que haya que apelar al partido a partido. El cambio de entrenador…

vía El Athletic completa una primera vuelta de fábula.