Un equipo asentado. La primera mitad de la temporada ha dejado el once tipo de Ernesto Valverde perfectamente definido. Señal de que al Athletic le están saliendo las cosas a pedir de boca. Porque el técnico de Viandar de la Vera, precisamente, no es nada amigo de conceder créditos ilimitados a sus jugadores. Por muy buen cartel que tengan. Sus alineaciones se rigen por dos parámetros: el rendimiento y las necesidades que se derivan del planteamiento concreto de cada partido. Ya ha tenido tiempo de demostrar que no le tiembla el pulso a la hora de sentar a cualquier león en el banquillo. Es su método para mantener a todos enchufados…

vía Un once definido, pero sin crédito ilimitado.