LEZAMA. La relajación y el exceso de optimismo son los principales enemigos de cualquier deportista y equipo que se tercie. Bien lo saben los jugadores del Athletic, incapaces de solventar con éxito la primera y única eliminatoria copera disputada la temporada pasada. Entonces fue el Eibar, inmerso en su eficaz lucha por ascender a Segunda División, el inesperado verdugo de unos jugadores que sí lograron sacar adelante el primer cruce del presente curso…

vía “La eliminatoria está peligrosa”. Deia. Noticias de Bizkaia...