Durante la primera mitad del campeonato, el presidente de la LFP, Javier Tebas, afirmó en varias entrevistas que la asistencia a los estadios incrementó entre el 3% y el 4%. Con la llegada del invierno, ese aumento se ha estancado y al término de la primera vuelta las cifras del fútbol español no son para presumir. Los estadios de Primera División registraron una afluencia media del 70,8%, solo un 1,1% más que la pasada temporada.

Ni la bajada del precio de los abonos ni conocer los horarios con mayor antelación han provocado un crecimiento importante en la asistencia a los campos de fútbol. Hasta el momento se han registrado ocho llenos (seis más que en la primera vuelta de la pasada campaña), cinco en el Nuevo San Mamés…

vía Sphera Sports.