Mikel Rico se ha ganado a la afición de San Mamés. Cuando se le fichó, procedente del Granada, se esperaba de él brega y esfuerzo en el medio campo. Las labores de creación quedaban para los \’artistas\’, para jugadores como Beñat. Rico ha aportado eso… y mucho más. Los dos goles contra el Betis han servido para remontar la eliminatoria contra los verdiblancos y los cinco en Liga han dado no pocos puntos al Athletic. No es de extrañar que La Catedral le haya adoptado como a uno de sus preferidos. ¡Mikel, Mikel!!!!!!!!!

vía “¡Mikel, Mikel!”, corea al unísono San Mamés. El Correo.