No era una tarde fácil para el Athletic. A pesar de que su rival, el Betis, llegaba envuelto en una atmósfera difícil, comandada por los problemas internos del club sevillano, los rojiblancos debían levantar el 1-0 de la ida y tratar de que los béticos no marcaran ningún gol, porque si no, los locales estaban obligados a anotar tres goles. No obstante, los de Garrido no acertaron de cara a gol y el 2-0 fue suficiente para que los de Valverde pasaran a cuartos. El doblete de Mikel Rico hizo que el Athletic pase a cuartos y se vea las caras con el Atlético de Madrid en Copa del Rey…

vía Mikel Rico, protagonista de la película | VAVEL.com.