No tiene apenas tiempo el Athletic para disfrutar de su gran momento en la Liga porque le reclama la Copa. La borrachera de goles consumada ante el Almería ya es historia y hoy toca cambiar de escenario para comprometerse con una nueva remontada. Los rojiblancos se trajeron una derrota por la mínima del Benito Villamarín (1-0) y esperan resolver satisfactoriamente la eliminatoria en la fortaleza de San Mamés, que ha resistido todos los ataques y permanece inconquistable tras once asaltos visitantes. Han pasado por La Catedral el Barça, Villarreal, Valencia… y nadie ha sido capaz de profanar el nuevo hogar bilbaíno. Es su granero de puntos liguero -26 de los 36 se han logrado en casa- y también un gran apoyo…

vía Otra llamada al santo – Athletic Club de Bilbao.