LEZAMA. El tiempo pasa, pero hay heridas que nunca terminan de cicatrizar. Solo la sucesión de partidos, así como de retos que intentar superar permiten dar un respiro a la memoria, dañada en ocasiones por dramáticas experiencias del pasado. Es solo fútbol, pero lo es todo al mismo tiempo. Los niños juegan con la pelota en las escuelas y los profesionales derivan en ella sus más fervientes deseos en tiempo real. Fue en Bucarest, el 9 de mayo de 2012, donde muchos de ellos volaron sin remisión…

vía El Athletic quiere la revancha. Deia. Noticias de Bizkaia...