BILBAO. Después de sobrevivir a base de remontadas a las eliminatorias disputadas contra Celta y Betis, la pasión por la Copa regresa mañana a San Mamés. No conoce el fracaso el nuevo coliseo rojiblanco y a su magia se aferran los pupilos de Ernesto Valverde para descabalgar del torneo del K.O al Atlético de Diego Pablo Simeone, un equipo rudo y arisco donde los haya.

La llama de la fe, no obstante, se encuentra más viva que nunca tras las últimas exhibiciones rojiblancas en la Liga…

vía Aferrados al último gran recuerdo. Deia. Noticias de Bizkaia...