En los tres últimos partidos, el Athletic se ha convertido en una auténtica ametralladora. Quince dianas. Con ellas han contestado a los comentarios de su falta de pegada. Un lastre que era real y que penalizaba su buen trabajo. La victoria en Pamplona, además de reforzar la posición de Champions en Liga, ha supuesto una gran inyección de autoestima para afrontar ese segundo asalto de Copa ante el Atlético de Madrid. Susaeta, que abrió la cuenta en El Sadar con un golazo desde fuera del área, asegura que esta misión de remontar a los colchoneros llega en un buen momento. Leones intrépidos…

vía Susaeta: «Es un buen momento y tenemos que ser valientes».