Después de haber jugado tres partidos en una semana, y con las batallas con Atlético y Real Madrid por delante, la mejor noticia es que la victoria ante Osasuna no ha dejado ninguna factura. Prácticamente toda la plantilla está disponible para Valverde, con la excepción de Toquero, que sigue fuera por culpa de un hematoma intramuscular. Ayer, los leones llevaron a cabo la habitual sesión de recuperación tras un encuentro, con poca carga para los titulares y partidillo para lo que no salieron de inicio en El Sadar, mezclados con media docena del filial…

vía Valverde tiene todas sus piezas salvo la de Toquero.