BILBAO. Las buenas palabras que tanto en la previa como después del encuentro había tenido Diego Pablo Simeone para el Athletic y para todo lo que rodea al club, como su nuevo campo y su afición, por ejemplo, se vieron truncadas cuando recordó los insultos que durante el partido de ayer se escucharon hacia su persona. \”Algo escuché\”, repitió en tono irónico el técnico colchonero, que instantes antes se había quejado de los improperios dirigidos hacia él. Sin embargo, al ser cuestionado acerca de lo acontecido en el encuentro…

vía “En el Calderón no escuché ningún insulto”. Deia. Noticias de Bizkaia...