BILBAO. Ibai Gómez está malacostumbrando a la afición del Athletic. Su promedio goleador en lo que va de temporada está sorprendiendo a propios y extraños, sobre todo cuando el centrocampista de Santutxu arranca los encuentros desde el banquillo de los suplentes. Lo hizo el pasado domingo ante el Real Madrid. Un minuto después de sustituir a Iker Muniain, en la primera jugada en la que actuó, empaló un derechazo perfecto, que fue inalcanzable para…

vía Ibai, un gol cada 72 minutos. Deia. Noticias de Bizkaia...