En septiembre de 2002 Carlos Gurpegui da positivo en un control antidopaje por encontrarse 19-norandrosterona en los análisis de su orina. Los contraanálisis rutinarios confirman el positivo. El Comité de Competición sanciona al jugador con dos años sin jugar al fútbol, pero no será hasta finales de julio de 2006 cuando se haga efectiva la sentencia, después de cuatro años de recursos y tres suspensiones cautelares de la sanción. Gurpegui cumple su sanción mientras continua entrenando y trabajando en el Athletic. En el año 2005 la Agencia Mundial…

vía La verdadera historia del capitán rojiblanco: Carlos Gurpegui | Los otros 18.