Días después del clásico de San Mamés y de la ida de las semifinales de Copa, la expulsión y la consiguiente sanción a Cristiano Ronaldo sigue siendo cuestión de estado. ¡Menuda injusticia! ¡Qué atropello! ¡Villarato!

Al Madrid le ha hecho daño, mucho daño, el paso de Mourinho por su banquillo. No es de recibo que un club tradicionalmente señorial entre en este tipo de ‘guerras’. Lo primero que podía haber hecho…

vía ¡Menudo espectáculo!.