BILLBAO – “Se marcha el hombre del medio siglo”. Con esta frase se despidió ayer Ernesto Valverde de los periodistas que siguieron la rueda de prensa que ofreció en Lezama al término del entrenamiento del primer equipo. Irónico y sin querer entrar al trapo, el técnico rojiblanco evitó repasar sus sensaciones ahora que cumple 50 años. “Volvamos al tema profesional, que esto es muy duro. Bastante carga tengo, porque hasta hace dos semanas no lo pensaba”, incidió Txingurri, que hoy está de celebración. Algo que se puede trasladar de lo personal a su faceta profesional, ya que…

vía La madurez de Valverde. Deia. Noticias de Bizkaia...