BILBAO – Probablemente Josu Urrutia no haya olvidado aquella tarde del 11 de noviembre de 2001 en Balaídos. Como dijo Marco Tulio Cicerón, “el que sufre tiene memoria”. El hoy presidente del Athletic experimentó como jugador una de esas remontadas que hay que verlas para creer. Aquella tarde otoñal en Vigo, el conjunto rojiblanco, entonces dirigido por Jupp Heynckes, levantó un 2-0 desfavorable en los últimos seis minutos ante la mirada incrédula del público y el enfado de José Manuel Pinto, actual guardameta del…

vía Cuando seis minutos fueron demoledores en balaídos. Deia. Noticias de Bizkaia...