Alguna vez tenía que ser la primera en Liga y todo apuntaba que la derrota iba a llegar en el típico partido del Athletic que se ve venir. Un desastre en toda regla ante un rival tan incómodo que siempre despierta recelo cuando el balón echa a rodar pero al que siempre le hemos ganado o goleado antes de jugar mientras vamos hacia San Mamés. El Espanyol se llevó merecidamente la victoria en el peor partido del año en nuestra nueva casa. Y es sintomático que las dos derrotas, en Copa y en Liga, se hayan sufrido ante los equipos segundones de…

vía El Bueno, el Malo y los Sinvergüenzas | elathleticclub.com.