IMPRECISIONES, ausencia de profundidad y muchos balones largos para un Aritz Aduriz que por segunda jornada consecutiva se volvió a pegar con los centrales rivales sin recompensa. Estas fueron las principales características que ofreció ayer el Athletic en su faceta ofensiva. No hubo la claridad de ideas y la fluidez necesaria a la hora de sacar el balón que se le supone a un equipo que, por méritos propios, aspira a jugar la Champions League el…

vía Un Athletic sin timonel. Deia. Noticias de Bizkaia...