BILBAO – En rigor son cuatro partidos sin ganar. La cronología de los hechos nace en la vuelta de semifinales de Copa con el Atlético, que certificó una eliminación aliñada además con derrota. Regusto bien diferente dejó el empate logrado a continuación con el Real Madrid, valorado como insuficiente por los méritos contraídos, mientras que al reparto de puntos con el Celta se le adjudicó el valor de lo accidental, la levedad de un contratiempo. Lo vivido…

vía El ayuno de victorias genera cierta inquietud. Deia. Noticias de Bizkaia...