BILBAO – Ernesto Valverde tiene cinco días por delante para preparar la visita al Benito Villamarín, donde espera un Betis que vive los partidos como si fueran finales. En Sevilla se cruzarán dos objetivos antagónicos: la lucha por entrar en la Champions League y la agonía por evitar el descenso a Segunda División. Un encuentro en el que el técnico rojiblanco es seguro que introducirá cambios respecto al once que puso en liza ante el Espanyol y que no…

vía El otro nueve quiere una nueva oportunidad. Deia. Noticias de Bizkaia...