LEZAMA – No hay ningún futbolista al que le agrade ver los partidos desde el banquillo o disponer de un número limitado de minutos sobre el verde. Kike Sola, natural de Cascante y con el gol entre ceja y ceja dada su condición de delantero, tampoco es de los que se tumban en el sofá a la espera de que la vida les brinde una oportunidad de alcanzar su objetivo. El rojiblanco, portador del dorsal 9, busca una mayor incidencia en el equipo y trabaja para lograrlo con la virtud del esfuerzo y la lucha diaria por bandera…

vía El inconformismo de sola. Deia. Noticias de Bizkaia...