La lesión de Ibai Gómez supondrá su baja ante el Betis. Tendrá para unos dos meses, más o menos. Es una de las dolencias de más largo recorrido a lo largo de la temporada. En cabeza está la de Kike Sola, que lo tuvo en el dique seco durante unos cuatro meses, a pesar de que su relevancia inicial no parecía que depara tal castigo. En este sentido, el Athletic ha tenido cierta fortuna, ya que no ha habido lesiones de tan largo alcance, aunque repasando lo sucedido prácticamente todos los efectivos de la plantilla…

vía Afectados, pero no tanto.