Ernesto Valverde es consciente de que el partido del domingo contra el Betis, el colista (17 horas), resulta diferente. Porque ambos conjuntos, a pesar de pelear por diferentes objetivos, opuestos, contrarios, saltarán al Benito Villamarín a por todas, a por la victoria. Necesaria para los verdiblancos para seguir soñando con una remota permanencia -Txingurri le ha dado opciones a los andaluces para salvarse, apelando a la “historia”-, y para el Athletic para romper esa mala racha de tres duelos sin ganar y, de paso, mantener su ventaja en esa cuarta plaza tan golosa. “El domingo no puede fallar nadie…

vía “El domingo no puede fallar nadie” – Athletic Club de Bilbao.