Ernesto Valverde ya tiene “perfilado” el once que alineará mañana en el Benito Villamarín. Ante la lesión de Ibai, confirmó la titularidad de Muniain. También tiene meditada la solución para la baja de Aduriz. No la ofreció. Pero reconoció que si el elegido es Kike Sola, será un “examen” para el refuerzo veraniego tras los problemas físicos que le apartaron del equipo media temporada y que “tendrá que responder”. Por último, los ejercicios…

vía El “examen” de Sola y la incógnita de Laporte.