LEZAMA – Máximo respeto al rival, incluso aunque sea el colista y necesite poco menos que un milagro para no descender a Segunda División. Esa es la consigna que intenta impregnar entre sus jugadores Ernesto Valverde de cara a la visita de mañana al Benito Villamarín, donde les espera un Betis desahuciado por muchos, también por parte de sus aficionados, que afronta como si fueran finales los catorce partidos que le restan de aquí a final de temporada. El entrenador del Athletic no se fía del conjunto verdiblanco…

vía Valverde no se fía del colista. Deia. Noticias de Bizkaia...